Plaza Mayor n° 6, Soria, España

BLOG

Actos 2017 en Cantabria de la Asociación Nacional de Guardias Civiles “Marqués de las Amarillas” en homenaje a las víctimas del terrorismo

10408679_1404693606507082_7613487864716667219_n

Actos 2017 en Cantabria de la Asociación Nacional de Guardias Civiles “Marqués de las Amarillas” en homenaje a las víctimas del terrorismo

El redactor de este blog de la Casa Troncal de los Doce Linajes de Soria, tuve ya el gran honor de recibir de tal Asociación la “Encomienda de Caballero de Santiago”, junto con la de “Dama del Pilar” a mi esposa

16797301_1161461753952426_5865524527983845990_o

AVISO IMPORTANTE:
Ha cambiado el Horario de la Misa del día 13/Mayo en Santo Toribio de Líebana.. Será a las 10,30h. Tras la Misa en el claustro se dará la opción de besar la reliquia del Lignum Crucis. a todos los asistentes.
 
Debemos ser respetuosos con los horarios.
 
Posterior acudiremos a la sala de usos múltiples de la localidad de Camaleño, donde en su exterior se hará el descubrimiento a la placa a la memoria de las Víctimas del Terrorismo y la ofrenda Floral.
Luego continuaremos con el resto de reconocimientos.
 
Saludos
POR ESPAÑA, CON HONOR, SIN OFENSAS,  NI ULTRAJES
Blanca Echazarreta Luna

Premio IRENA SENDLER  “Angelus Salvator Victimae” del Instituto Mexicano de Victimología

Insignia de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas  del Terrorismo

Asociación Nacional de Guardias Civiles “Marqués de las Amarillas”
 Vicepresidenta Primera
Tfno 639 685 008
e-mail: vicepresidenta1@benemeritaguardiacivil.es
 © 2014 Asociación Nacional de Guardias Civiles Marqués de las Amarillas
Por |Viernes, abril 28, 2017|

El próximo martes día 2 de mayo se celebrará en Sevilla la ya tradicional Parada Militar conmemorativa del Dos de Mayo de 1808.

Asociación Amigos de la Historia y Cultura Militar del Ejército

Asociación Amigos de la Historia y Cultura Militar del Ejército

 El próximo martes día 2 de mayo se celebrará en Sevilla la ya tradicional Parada Militar conmemorativa del Dos de Mayo de 1808.

18119134_1419119894777926_5306159897022281632_n

En esta, el Regimiento de Artillería Antiaérea Nº 74 rendirá homenaje a las figuras participantes en el mismo y especialmente al Capitán Luis Daoiz, ya que tendrá lugar en la Plaza de Gavidia muy cerca de donde nació y creció y que preside la monumental escultura del héroe del Dos de Mayo.

El acto tendrá lugar a las 11:00, siendo de acceso libre al público en general.

Por |Viernes, abril 28, 2017|

La Casa de Saboya, su origen y preciosos escudos familiares

La Casa de Saboya, su origen y preciosos escudos familiares

La Casa de Saboya es una antigua familia noble del norte de Italia, que tuvo su solar en el ducado de Saboya y que llegó a ostentar la corona del Reino de Italia entre 1861 y 1946 y la del Reino de España entre 1871 y 1873.

Versión del Escudo de España (1870-1873) con las Columnas de Hércules.

Versión del Escudo de España (1870-1873) con las Columnas de Hércules.

Versión del Escudo de España (1870-1873) con el Toisón de Oro. (Usado también como Armas personales del monarca).

Versión del Escudo de España (1870-1873) con el Toisón de Oro. (Usado también como Armas personales del monarca).

Versión ovalada del Escudo de España (1870-1873) con el Toisón de Oro y manto. (Usado también como Armas personales del monarca).

Versión ovalada del Escudo de España (1870-1873) con el Toisón de Oro y manto. (Usado también como Armas personales del monarca).

Fue fundada por un noble borgoñón, Humberto el de la Mano Blanca (murió aproximadamente en 1048), quien obtuvo para su hijo Odón el título de Conde de Saboya, con dominios en el norte de la península italiana. Este último, a través de su matrimonio con Adelaida, heredera de Turín en el Piamonte, logró extender mucho los dominios de su Casa.

En los siguientes tres siglos, la familia logró ampliar sus fronteras en Francia, Italia y Suiza. En el siglo XIII, Niza pasó a manos de la familia, dando a Saboya una salida al mar. En 1416, Amadeo VIII, Conde de Saboya, a través del apoyo del Sacro Emperador Romano Segismundo, estableció el Ducado de Saboya y fue su primer duque.

Víctor Manuel de Saboya y Sajonia Coburgo (nacido en 1937), hijo de Humberto II, es la actual cabeza de la Casa Real de Saboya.

En el año 2002 le fue permitido volver a Italia, renunciando a su derecho al Trono, y como un ciudadano regular y leal de la República Italiana.

Por |Viernes, abril 28, 2017|

MARÍA LUISA ISABEL DE ORLEÁNS. Mademoiselle de Montpensier; por D. Rafael Portell Pasamonte

Artículo original que nos remite para su publicación en el Blog de la Casa Troncal, de D. Rafael Portell Pasamonte, Vicerrector de la Academia Alfonso XIII.

armas-de-d_-rafael-portell-yc-por-d_-carlos-navarro-copia-277x300

Armas de D. Rafael Portell por D. Carlos Navarro

 

MARÍA LUISA ISABEL DE ORLEÁNS

Mademoiselle de Montpensier

 

                                                                               Rafael Portell Pasamonte  

Abril 2017

“De suerte que no veo otro remedio que encerrarla lo más pronto posible, pues su desarreglo va en aumento”

Se puede decir que desde antes de su nacimiento nuestra protagonista ya comenzó a ser desagradable a los demás, pues su parto duró cuarenta horas, que fueron de dolor constante para su madre.

María Luisa Isabel nació en el palacio de Versalles el 11 de Diciembre de 1709. Era hija del presidente del Consejo de Regencia de Francia durante la minoría de edad de Luis XV, Felipe, duque de Orleáns y de María Francisca de Borbón, hija natural y legitimada en 1681, de Luis XIV y de madame de Montespán. Hay que recordar que Luis XIV dictó una ley por la que los hijos legitimados por la familia real, habidos fuera del matrimonio, eran considerados descendiente suyos y podía celebrar matrimonios iguales entre la realeza.

Las condiciones vitales de la recién nacida fueron muy delicadas, por lo que peligraba su vida, dado lo cual se la bautizó de “socorro” en la propia cámara de su nacimiento. En el registro oficial de la Casa Real se la inscribió como Mademoiselle de Montpensier, sin nombre propio alguno, considerando que con eso ya bastaba para que fuese identificada y ya más tarde, si vivía, en el bautismo formal se le pondrían. Pero a nadie se le ocurrió, pasado el peligro de muerte, celebrar la ceremonia bautismal, por lo que la niña creció careciendo de un nombre propio.

Su nacimiento supuso una decepción para todos, especialmente para su padre, que esperaba un varón, después de que su mujer ya le dado otras cuatro hijas previamente. Esta desilusión se vería reflejada posteriormente en la negligencia y faltas de atenciones que recibiría a lo largo de su niñez.

Para su educación, a los cinco años fue ingresada en el convento de Saint-Paul-les-Beauvais, cercano a Paris. A los pocos meses de su ingreso hubo de sacarla del colegio pues no había manera de hacerse con ella dado carácter violento y de difícil convivencia. Ya en su casa, se puede decir, que fue abandonada a su suerte en medio de la indiferencia de sus padres; nadie vigilaba sus juegos, nadie la reprendía de sus constantes rabietas, comía, bebía y dormía sin control, su higiene era nula al igual que la educación que recibía.

En el otoño del año 1716, sus padres la llevaron a París, pasando a residir con ellos en el Palais Royal. Fue nombrada como aya suya Marie de Johanne de La Carré de Sauméry, condesa de Cheverny, mujer afable pero de muy escasa cultura, que la dio una educación escasa y descuidada. Basta decir que a los doce años no sabía leer ni escribir.

Aún no había cumplido los doce años, cuando su padre Felipe de Orleáns acordó con el rey español Felipe V, una triple boda. María Luisa Isabel, se casaría con Luis, Príncipe de Asturias; la Infanta María Ana Victoria lo haría a su vez, cuando tuviese la edad, con el futuro Luis XV y otra hija del Regente, Mademoiselle de Beaujolais lo haría, a su debido tiempo con el el Infante Carlos, hijo del Rey español y de la Reina Isabel de Farnesio.

Luisa Isabel - Reina

Luisa Isabel – Reina

El compromiso matrimonial se publicó en el Real Sitio de La Granja el 9 de Octubre de 1721.

                                                         GAZETA DE MADRID

El Jueves se recibió, en el Real Sitio de Balsayn, la plausible noticia, de averse publicado en Paris el casamiento del Príncipe nuestro señor, con la señora Princesa de Montpensier, quarta hija del señor Duque de Orleáns, Regente de Francia; inmediatamente que se tuvo, se publicó con el mayor alvorozo, aisí de sus Magestades, como de toda la Corte, aviendo tenido aquella mesma noche vn gran Bayle, y passado el dia, por la tarde a Segovia a visitar a Nuestra Señora de la Fuencisla, en cuya Iglesia se cantó el Te Deum, y se ha celebrado esta noticia en esta Corte con tres noches de luminarias y Repique de Campanas

Fue entonces cuando la Casa Real francesa cayó en la cuenta de que futura Reina de España no había recibido ningún Sacramento, por lo qué, aprisa y corriendo, celebró su bautismo el día 22 de Octubre en la Capilla del Palacio Real de Paris, siendo sus padrinos el Duque de Chartres y la Duquesa viuda de Orleáns, poniéndole el nombre oficial Luisa Isabel de Orleáns a continuación tomó su primera comunión y acto seguido la confirmación.

Poco después la Corte española, con los Reyes, el Príncipe de Asturias y la Infanta Maria Ana Victoria partió hacia Burgos. Al llegar a Lerma la Infanta se despidió de los Reyes y fue conducida hasta la frontera francesa para ser entregada a los franceses y ellos a su vez entregarían a Luisa Isabel. El intercambio de prometidas se efectuó el 9 de Enero de 1722. El Príncipe de Asturias y sus padres se acercaron de incognito, el día 19, a Cogollos, pueblecito de la provincia de Burgos, para conocerla personalmente y conducirla hasta Lerma.

Luis  Príncipe de Asturias

Luis Príncipe de Asturias

El matrimonio se celebró el 20 de Enero de 1722, en el palacio ducal de Lerma, actuando como oficiante el cardenal Francisco de Borja, patriarca de las Indias Occidentales. Terminada la ceremonia y después de celebrarse un baile de gala, de acuerdo con el protocolo los jóvenes príncipes fueron exhibidos a la Corte acostados vestidos en el lecho, testificando de esta manera su sagrada unión y custodiados por el duque de Pópuli y la marquesa de Montellano. La consumación del matrimonio tuvo que esperar a la aparición de la menarquía de la princesa.

De regreso a Madrid la Corte hizo su entrada en Madrid el día 26, donde fue agasajada como era tradicional, no obstante los animados festejos no pudieron celebrarse por indisposición de María Luisa que tuvo que permanecer en cama, al parecer enferma de erisipela.

Felipe V e Isabel de Farnesio se trasladaron a vivir a La Granja dejando a los recién casados solos en el Palacio del Buen Retiro. Fue entonces cuando la princesa comenzó a multiplicar sus extravagancias. Al principio su joven marido le reía todas las gracias, pero a medida que estas iban en aumento comenzaron a preocuparle muy seriamente. Se burlaba de todo, incluso del propio Rey, no haciendo el menor caso al protocolo; se presentaba ante toda la corte sucia y maloliente; eructaba y ventoseaba en publico sin ningún pudor; se negaba a utilizar ropa interior, intentando provocar al personal palaciego exponiendo sus partes intimas. Una de las anécdotas que más se comentaron ocurrió en el jardín de palacio. María Luisa llevaba puesta nada más que una fina enagua y sin medias cuando, de pronto, se le ocurrió encaramarse en lo alto de una escalera de mano que apoyó sobre el tronco de un manzano. Tal vez por que le diese vértigo o miedo a caerse pidió socorro a gritos; el mayordomo de semana, el marques de Magny, acudió en su auxilio, y al alzar la vista para tratar de cogerla y ayudarla a bajar, vio lo que no buscaba ver, aunque lo desease. Al rato Luisa Isabel se dirigió a su marido con palabras soeces, impropias de su rango, contándole que el marques la había querido violar. A pesar de ser mentira el Rey no tuvo más remedio que desterrar al marques.

El día 25 de Agosto de 1723 el joven Príncipe de Asturias cumplió los dieciséis años y como la princesa ya había tenido la primera regla, decidió Felipe V, que los esposos pudiesen consumar su matrimonio ese mismo día. Un diplomático francés en carta dirigida a la corte francesa escribió:

“Los Príncipes aguardaban con impaciencia la llegada de Sus Majestades para ejecutarlo que ya les había sido permitido. Cuando arribaron los Soberanos, pasó el Rey a la alcoba de su hijo y le mandó desnudar en su presencia; la Reino efectuó lo propio con la Princesa y la hizo acostar, tras lo cual Felipe V condujo a don Luis al aposento de Su Alteza y lo metió en el lecho. A la mañana siguiente los Reyes volvieron a la cámara. El Príncipe parecía satisfecho; la Princesa acalorada; ambos muy alegres”

Pocos meses después tuvo lugar un hecho que cambiaria la vida de la Corte. El 2 de Diciembre de 1723 falleció el padre de Luisa Isabel, el duque de Orleáns y el   15 de Enero de 1724, Felipe V abdica la Corona de España, a favor de su hijo Luis. El 9 de Febrero siguiente tuvo lugar la proclamación de Luis I en la iglesia de San Jerónimo el Real.

El ser la Reina de España no la hizo cambiar en nada su atribulada conducta, seguía paseándose semidesnuda por Palacio, desayunaba con las criadas, no asistía a la capilla y seguía comiendo desmesuradamente. La servidumbre se acostumbró a verla borracha mas de una vez. Se tiene constancia que, en cierta ocasión comió, de una sentada, un potaje con guarnición y su caldo, dos clases de carne de cuatro libras cada una, dos huevos frescos, dos platos de asado con su correspondiente ensalada y como postre cuatro clases de dulces. Llegó a tal extremo su insensatez que jugaba con tres de sus camaristas, todas desnudas, a un juego conocido como “broche-en-cul”, que viene a decir más o menos “palo en el culo”. El descarado juego consistía en agredirse con un bastón, teniendo las manos y los pies atados, hasta hacer rodar al contrincante por el suelo y reírse luego con lo complicado que le resultaba ponerse de nuevo en pié.

Su temperamento empeoraba con el tiempo, llegando a sufrir una obsesión frenética por la limpieza, se la veía lavando pañuelos, limpiando cristales, baldosas, azulejos y tejidos de toda índole en el palacio. Era muy frecuente que la Soberana se desnudase y haciendo girones su vestido y enaguas se afanase en limpiar con ellos los cristales del salón jarrones, relojes etc.

Una carta del mismo Luis I, con fecha 1 de Julio de 1724, a su padre describe el comportamiento de María Luisa:

“Voy a contar a vuestras majestades todo lo que me ha sucedido desde que ayer por la tarde les besé las manos. A mi vuelta me preguntó cuándo volvería a saludar a vuestras majestades y le respondí que no era preciso que fuese, diciéndolo de manera que pudiese comprender que no quería verla sino se enmendaba. Salimos a las cuatro y llegamos a las siete y cuarto dadas: desde el primer momento la reina se puso en “robe de chambre” y así ha estado hasta las cuatro. Yo he estado de caza en Molinilla… y de allí he  vuelto a casa, donde, habiendo comido, no me he atrevido a volver a salir por el fuerte sol. La reina ha    estado en la mesa de las camaristas y señoras de honor, donde temo que haya comido porquerías, y ha pasado por delante de mí y de muchos otros, enseñándonos sus pies y hasta sus piernas.

A las cuatro y media salimos de Campillo y hemos legado aquí a las siete y media dadas, en perfecta

salud, habiendo encontrado bien a los infantes, que se ponen a los pies de vuestras majestades.

Acabo de enviar a Benito para ver que hace la reina, y dice que está en el jardín, donde se encuentra a esta hora, que son las nueve, y termino por suplicar a vuestras majestades me consideren como el hijo más sumiso.

He vuelto a enviar a Benito y me dice que la reina “n’a que la robe de chambre sur son corps, comme de coutume”.

En otra carta fechada el día siguiente les relataba a sus padres:

Voy a contar a VV.MM, que la reina, cuando fue anoche a cenar, estaba tan extraordinariamente   alegre, que me parece que se encontraba borracha, aunque no esté muy seguro de ello.

                               ………………………………………………………….

                               ………………………………………………………….

Esta mañana ha estado en San Pablo, en “robe de chambre”, ha almorzado después y se ha ido a lavar pañuelos.

                               ………………………………………………………….

                               ………………………………………………………….

Después ha comido bastantes porquerías, y después de haber comido se ha puesto en camisa, y en esta forma se ha asomado a la gran galería de cristales, en donde la veían desde todas partes lavar los azulejos…”. 

En otra misiva que les escribió refleja la desesperación y tensión que tenía que soportar:

“Preferiría estar en galeras a vivir con una criatura que no observa ninguna conveniencia, que no me complace en nada, que no piensa más que en comer y en mostrarse desnuda a sus criados. No conviene a una reina de España llevar una vida de la que no puede su marido apartarla, pues aunque le he hablado más de cuarenta veces, no ha hecho ella más que burlarse de mis observaciones”.

Las peleas entre ambos esposos eran cada vez más frecuentes, motivadas por los escándalos que Luisa Isabel protagonizaba y que llevaron a Luis I a tomar una drástica solución, para intentar acallar en lo que se pudiese las habladurías de la Corte.

El 4 de Julio de 1724 estaba dando la Reina un paseo en carroza por la Casa de Campo, cuando fue detenida a su vuelta por un escuadrón de la Guardia de Corps al mando de un oficial que inclinándose con el máximo respeto, le entrego un oficio firmado por el Rey. Se le ordenaba recluirse en el Alcázar sin poder salir, no teniendo a su servicio mas que las personas que habían sido nombradas. Atónita, la Reina no tuvo mas remedio que dejarse conducir al Real Alcázar, donde quedo arrestada.

El encierro solo duró seis días, puesto que Luis I, sintiendo pena, le levantó el castigo y ambos esposos se reconciliaron; parecía que se habían acabado las excentricidades, como si la reclusión hubiese obrado un milagro.

Pero esta armonía iba a durar poco y con consecuencias fatales.

El día 21 de Agosto de 1724 el Rey se sintió indispuesto, con fiebre, malestar y dolor de cabeza, por lo que se llamó a los médicos de Cámara, doctores José Suñol, Alfonso Sánchez y Antonio Díaz, que decidieron practicarle el mismo día una sangría en el tobillo. La extracción la efectuó el primer cirujano Ricardo Le Preux, comprobándose la existencia de algunas manchas cutáneas, que se diagnosticaron como viruelas. Además la enfermedad se complicó con el tabardillo, por lo que el Rey otorgó testamento, firmando un acta por la cual devolvía el trono a su padre.

Entre tanto la enfermedad seguía su curso, brotando y supurando las lesiones de viruela y los médicos decidieron tratar al enfermo con jarabe de diacodión simple y con un cordial para facilitarle el sueño.

A las dos y media de la tarde del 31 de Agosto falleció después de recibir los auxilios espirituales que le fueron administrados por el cardenal Borja, en el palacio del Buen Retiro. Terminaba con su muerte el reinado más efímero de la Historia de España.

Mientras tanto que hacia su esposa. Nadie en la Corte esperaba el comportamiento que tuvo hacia su esposo; no se separó de el ni un instante, curándole ella misma las llagas que producían la enfermedad, expuesta a contagiarse, como así sucedió, pero de una forma tan suave que no pasó de leve, por lo que se recuperó prontamente.

Luis I - Rey

Luis I – Rey

Pasados algunos meses de la muerte de Luis I, se puso de manifiesto que Luisa Isabel se había convertido en un personaje molesto. No tenía hijos que le habrían dado el tratamiento de Reina Madre y no se había sabido ganar la simpatía del pueblo, de la Corte ni de sus suegros, especialmente de Isabel de Farnesio y se la consideraba un lastre.

El 15 de Marzo de 1725 salió de Madrid con todos los honores debidos a una Reina, aunque estuviese viuda. El 1 de Julio llegó a Vicennes, instalándose en el palacio.

Felipe V le había asignado una generosa renta que, sin embargo, no era suficiente para mantener su tren de vida, por lo que el Rey español le impuso una serie de condiciones . Luisa Isabel se negó a ello y despidiendo a toda su servidumbre, se recluyó en un convento de carmelitas.

Como su salud se viera afectada, en 1733, abandonó el convento, fijando su residencia en el palacio de Luxemburgo, de Paris, donde llevó una vida tranquila y austera, sobre todo porque Corte española dejó de enviarle la renta que recibía, aunque siempre mantuvo su rango de Reina.

Luisa Isabel adulta

Luisa Isabel adulta

Falleció a los treinta y dos años en el Palacio de Luxemburgo, de París, el 16 de Junio de 1742 a causa de una hidropesía causada por un coma diabético.

Fue enterrada provisionalmente en la iglesia de San Sulpicio de París a la espera de que sus restos fueran trasladados al Escorial, donde siguen en espera, de que algún día se produzca tal evento, como es tradicional en la monarquía española y descansen en el Panteón de Infantes.

Sobre su lápida se puede leer este sencillo epitafio:

“Aquí yace Isabel, reina viuda de España”.

Por |Jueves, abril 27, 2017|

Curiosa representación de la Rueda de los Doce Linajes de Soria

Desde Ecuador y cortesía de D. Francisco Núñez del Arco, recibimos esta curiosa representación de la Rueda de los Doce Linajes de Soria, de uno de los cuales, los Salvador, proviene la rama menor quiteña de los Fernández-Salvador (muchos ya sólo firman Salvador actualmente), donde el caballero central en vez de sostener la pica, lleva el escudo de la ciudad de Soria y un banderín con una esvástica.

18057685_1853054441611340_2066556128092685682_n

La Rueda de los Doce Linajes representa a los escudos de las doce casas nobiliarias de la ciudad de Soria rodeando una figura ecuestre a la que algunos autores identifican con Alfonso VIII.

Se representan en círculo porque no había prioridad ni posterioridad ni diferencia ninguna entre ellos. Las doce casas son: Don Vela, Calatañazor, Salvadores (Honderos y Someros), Morales (Blancos y Negros), Chancilleres (Honderos y Someros), Barnuevo, San Llorente, Santisteban y Santa Cruz.

Por |Martes, abril 25, 2017|

La Biblioteca de la Real Maestranza de Ronda se suma al Día del Libro con una exposición sobre grabados ecuestres

REAL MAESTRANZA DE CABALLERIA DE RONDA

REAL MAESTRANZA DE CABALLERIA DE RONDA

Fuente: Diario Ronda. 20 de Abril de 2017

http://www.diarioronda.es/2017/04/20/cultura-y-sociedad/la-biblioteca-de-la-real-maestranza-se-suma-al-dia-del-libro-con-una-exposicion-sobre-grabados-ecuestres/

 

La Biblioteca de la Real Maestranza de Ronda se suma al Día del Libro con una exposición sobre grabados ecuestres

La muestra «El caballo en el grabado antiguo (1572-1801)» ofrecerá una destacada selección de láminas dedicadas a este noble animal. La exposición, de entrada libre, estará abierta únicamente el miércoles 26 de abril

biblioteca-maestranza-750x500

Biblioteca de la Real Maestranza de Caballería de Ronda. Foto RMR.

Desde 1995, la UNESCO promulga anualmente el Día Internacional del Libro con el objetivo de fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor.

La Biblioteca de la Real Maestranza de Caballería de Ronda se suma, por quinto año consecutivo, a las celebraciones mundiales con motivo de esta efeméride con el montaje de una exposición.

Retrato ecuestre de Felipe II «Historien der Nederlanden» (1663)

La muestra «El caballo en el grabado antiguo (1572-1801)» ofrecerá una destacada selección de láminas dedicadas a este noble animal, escogidas del importante fondo de tratados de equitación que atesora la Biblioteca, así como de la colección de grabados que custodia el Archivo.

De esta forma, podrán contemplarse libros como los de Pedro de Aguilar (1572), Antoine de Pluvinel (1625), conde de Newcastle (1658), Jacques de Solleysel (1677), François de La Guérinière (1733), Morla Melgarejo (1738) o Rodríguez Jordán (1751), entre otros.

También se expondrán parte de los grabados de la serie conocida como «Real Picadero de Carlos IV» (única colección española dedicada a la equitación), dibujados por Antonio Carnicero. Estarán acompañadas de un artículo que, sobre este importante proyecto editorial que no llegó a culminarse, escribió en 1906 el rondeño Juan Pérez de Guzmán y Gallo (1841-1928) en la famosa revista «La Ilustración Española y Americana».

A lo largo de la historia, pocos animales han mantenido una relación más estrecha con el hombre que el caballo. Tan cercana ha sido la convivencia que el caballo asumió desde muy pronto valores simbólicos que completaron, e incluso superaron, sus utilidades prácticas.

Sus implicaciones en la cultura caballeresca, que supusieron la asimilación del término caballero con el prototipo de héroe generoso y dedicado al bien común, son una buena muestra de la importancia de este vínculo.

Tan profunda coexistencia ha producido numerosos testimonios en el arte. Puede afirmarse que el caballo ha sido uno de los protagonistas de la cultura, y se puede hablar incluso de una cultura del caballo, si tenemos en cuenta la carga simbólica que las diversas sociedades le han atribuido.

Durante la Edad Moderna, el caballo consolidó su posición de instrumento privilegiado en todas las actividades humanas, además de estilizar al máximo su capacidad simbólica en la formación de la cultura cortesana.

La Real Maestranza de Caballería de Ronda ha estado íntimamente ligada al caballo desde su origen en 1573. Concluido su compromiso histórico con el ejército, la Institución continuó manteniendo su escuela de equitación, orientando actualmente su actividad hacia la formación y el deporte.

La exposición, de entrada libre, estará abierta únicamente el miércoles 26 de abril de 2017, en el Salón Biblioteca (acceso por la calle Virgen de la Paz 15, frente a la Oficina de Correos), en horario de 11:00-14:00 y de 17:00-20:00 horas.

Por |Martes, abril 25, 2017|

SELLO CON LA EFIGIE DEL PROTECTOR ESPIRITUAL DE LA ORDEN DE SAN LÁZARO DE JERUSALÉN.

CruzSanLazaro-5B1-5D

Cortesía de D. José María de Montells y Galán

SELLO CON LA EFIGIE DEL PROTECTOR ESPIRITUAL DE LA ORDEN DE SAN LÁZARO DE JERUSALÉN.

SU BEATITUD GREGORIOS III LATHAM

Sin título-1

Por |Sábado, abril 22, 2017|

`De castillos a palacios…´; Conferencia del profesor Castillo Armenteros en el Ateneo de Ilugo de Santisteban del Puerto

medalla_corporativa_de_los_miembro_del_ateneo_de_ilugo3333

Por |Sábado, abril 22, 2017|

Antonio de Ulloa. Ilustre marino y científico; por D. José M. Huidobro

Artículo de fecha 18-02-2017 de D. José Manuel Huidobro 

Caballero de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén, Miembro de la Real Asociación de Hidalgos de España. Máster en Derecho Nobiliario, Heráldica y Genealogía (UNED). Autor de 57 libros y más de 1.000 artículos.

 Antonio de Ulloa. Ilustre marino y científico

Participó en la expedición pionera a Quito (Ecuador) para medir un arco meridiano y determinar la forma de la Tierra. Fundó el Museo de Historia Natural de Madrid y tuvo gran influencia en la creación del Jardín Botánico. 

Descubrió el platino, organizó el primer laboratorio metalúrgico de España y creó en Cádiz el Observatorio Astronómico. Es autor de numerosos escritos, entre los que destaca Noticias Americanas y Relación Histórica del viaje a América Meridional, con una descripción geográfica completa y precisa de la mayor parte de América del Sur, así como de sus habitantes e historia natural.

 Antonio de Ulloa y de la Torre Guiral. Nació en Sevilla, en enero de 1716 y falleció en la Isla de León (actual San Fernando, Cádiz) en julio de 1795, ostentando el cargo de Director General de la Real Armada.

Retrato de Antonio de Ulloa

Retrato de Antonio de Ulloa

Sus padres fueron don Bernardo de Ulloa y Sosa y doña Josefa de la Torre Guiral, él economista y regidor perpetuo del Ayuntamiento de Sevilla, de familia noble e hidalga sevillana, oriundos de Extremadura y Galicia y radicados en Sevilla desde el año de 1480. Se educó estudiando en centros de altos estudios, como era el Colegio de Santo Tomas de los padres Dominicos, a los que se accedía por una estricta selección académica y severas pruebas de nobleza. Contrajo nupcias en Lima, con la dama criolla Francisca Remírez de Laredo y Encalada, hija del Conde de San Javier y Casa Laredo, con quien tuvo seis hijos. Su hermano Fernando sería  ingeniero jefe de las obras del Canal de Castilla.

Se desplazó a Cádiz, a la edad de trece años, con la intención de entrar en la Real Compañía de Guardiamarinas, impulsada por José Patiño, pero al llegar estaba completa y sin poder admitir a nadie más, por lo que decidió embarcarse, llevado por su ardor marino, en la escuadra de galeones al mando de don Manuel López Pintado, como aventurero y a su costa. A su vuelta a España ingresó, en 1733, en la Real Compañía, siendo un alumno muy destacado.

Fue elegido para la expedición francesa, que tenía la misión de medir el meridiano en el ecuador, mientras que otra lo efectuaría en el norte de Europa. La expedición estaba programada por el gobierno francés y a la cabeza de ella su rey Luis XV; se trataba de pedir permiso al español para la libertad de movimientos en nuestras posesiones de América. 

Corría el año de 1734 cuando Felipe V pidió al secretario de Marina e Indias, don José Patiño, que propusiese a “uno o dos sujetos españoles, inteligentes en la matemática y astronomía”, para que les acompañasen. Patiño eligió para la empresa a dos guardiamarinas, que prácticamente habían comenzado sus estudios, siendo designados, el alicantino don Jorge Juan y Santacilia y el sevillano Antonio de Ulloa, que tenían en esos momentos y respectivamente veintiún y dieciocho años de edad; los dos fueron ascendidos por orden superior de guardiamarinas a tenientes de navío, un salto de cuatro escalones en el escalafón, asignándoseles un sueldo apropiado con su nuevo quehacer.

Cruzaron el océano Atlántico, desembarcando en Cartagena de Indias, y llegaron a Quito, en mayo de 1736, donde dieron comienzo a sus mediciones, que terminaron en 1744, ya que además llevaban el encargo de Zenón de Somodevilla, ministro de Hacienda, Guerra, Marina e Indias, de que se realizase un estudio verdadero de la situación de las colonias, que incluía todas las materias relacionadas con ello, como el estado político militar, naval, ejército, plazas, arsenales, conducta de los jefes y demás empleados, administración de justicia, costumbres de los habitantes, en particular de los indígenas, etc., para a su vuelta informarle al punto.

A su regreso a España, su fragata fue apresada por los ingleses, quedando prisionero y Ulloa fue desvalijado de toda su documentación científica (la que pudiera ser comprometida la había tirado al mar); cuando llegó al Reino Unido, Ulloa fue declarado libre por el conde de Sándwich, ministro a la sazón, ordenando que se le devolvieran todos los documentos, manifestando, que el estar en guerra las dos naciones no debía entorpecer el progreso de la ciencia. En desagravio fue nombraron académico de la Real Sociedad de Londres. La Real Academia de Ciencias de París también lo recibió como miembro correspondiente.

A su regresó a Madrid, el Rey, maravillado por los trabajos de ambos marinos y científicos, quiso premiarles y lo hizo ascendiéndolos a capitanes de fragata, al mismo tiempo les encargaba que juntos realizaran la escritura de sus trabajos en América, tanto la parte científica como la histórica; se partieron el trabajo y Ulloa cogió la parte histórica.

Observaciones astronómicas y phisicas (1748)

Observaciones astronómicas y phisicas (1748)

 La vocación científica de Ulloa no declinó nunca, y así lo demuestran los numerosos escritos que elaboró a lo largo de su vida. Llevado por si inquietud y por sus conocimientos, los aprovecho prestando grandes y diferentes servicios a España: dio los primeros paso en el conocimiento de la electricidad y del magnetismo artificial; hizo visible la circulación de la sangre en colas de peces y varios insectos; descubrió las propiedades del platino, siendo el primero en descubrirlo y traerlo a Europa; descubrió conchas marinas en la cordillera de los Andes; dio las primeras noticias sobre el árbol de la canela y la del caucho; perfeccionó la imprenta, el arte de grabar en cobre y piedra, la relojería y así mismo la cirugía, siendo elegidos por él jóvenes que con su dirección salieron a Suiza, París y Holanda, para su mejor instrucción; realizó el proyecto del canal de navegación y riego de Castilla.

En 1755, durante su estancia en Suecia, fue elegido miembro de la Real Academia Sueca, como reconocimiento a su valía y talla de gran científico. El prestigio alcanzado por Antonio de Ulloa hizo que la corona española le confiara cargos de gran responsabilidad en tierras americanas Realizó numerosos viajes, participó en varias campañas y recibió varios cargos, entre ellos el de gobernador del territorio minero de Huancavélica en el Perú en 1758: Años más tarde fue nombrado gobernador de La Luisiana y en 1766 también se hizo cargo como gobernador de La Florida. En 1769 fue ascendido a jefe de escuadra. Recibió la Encomienda de Valdecarávanos, en la Orden de Calatrava, además de la que ya tenia de Ocaña, en la de Santiago.

 

 Publicado en el blog “Hidalgos en la Historia” cuyo blogmaster es D. J. Manuel Huidobro

55

 http://hidalgosenlahistoria.blogspot.com.es/

Por |Viernes, abril 21, 2017|

Los Comuneros regresan a Soria el Día de la Comunidad. Nueva recreación histórica de Oria Dauria

ggg

Por |Viernes, abril 21, 2017|