El presidente don Pedro Sanz, vicepresidente primero del Senado impone la condecoración en nombre de S.M. el Rey