Su eminencia el Obispo de Soria, posa junto a varios miembros de la Casa Troncal